Actualidad

C. Martínez
FOTOLIA

Posted in Press, on 11 June 2016, by ,

Publication: Mujer Hoy

Link to the article

Las tendencias mandan y dividen la pasión gourmet en dos bandos irreconciliables: o amantes del chuletón o defensores de la quinoa y compañía. El gusto es tuyo, así que atrévete a descubrir lo mejor de los dos mundos.

Más allá de apostar por seguir una auténtica alimentación saludable y no caer en dietas milagro cuando toca enfrentarse a la báscula, existen dos movimientos que en los últimos meses han dividido al universo foodie en dos. Por un lado, el hedonista culto a los placeres de la carne, aquel que ha convertido la hamburguesa en #foodporn en Instagram.

Por otro, el que canoniza al aguacate como dios de una “religión” que, sin entrar en opciones como el veganismo, defiende la necesidad de un mundo en el que comer a golpe de licuadora. Hemos analizado los comportamientos de embajadoras de una y otra tendencia y este ha sido el resultado. Y ahora, decide: ¿lo tuyo es el chuletón o los canónigos?

Los 10 principios de una Veggie:

  1. La alegría de la huerta. Si mientras lees estas líneas estás con un ojo puesto en la esparraguera… sabrás de qué hablamos. La fiebre de los huertos domésticos no tiene límites. Desde los kits de autocultivo de setas sobre posos de café de Resetea, del tamaño de una caja de zapatos, a los Simon Rack para crear un pequeño “ecosistema” de verduras, cualquiera puede jugar al autoabastecimiento.
  2. De la tierra al frutero. Cuando constatas que de tu tomatera solo han salido dos tomates, lo habitual es buscar una alternativa comprometida con ese afán por lo auténtico. De ahí el éxito de iniciativas como Toma Tomates, Naranjas Lola o Exotic Fruit Box, por las que el productor envía directamente al cliente frutas y verduras.
  3. No sin mi licuadora. Atrás quedan los tiempos en los que la licuadora quedaba arrinconada. El boom de los zumos y licuados de hierbas, verduras y frutas, azuzado por famosas como Elsa Pataky o Kim Kardashian, sumado al éxito de empresas como Drink6 y FitFood, que preparan dietas exprés hipervitaminadas y purificantes a base de estos concentrados, ha hecho que todo el mundo quiera pasar a la versión DIY. En EE.UU. arrasa Nutribullet, un “cohete” que hace bebible todo lo que se te ocurra.
  4. Los chefs verdes. Xavier Pellicer en Céleri (Barcelona) ha convertido su pasión por el producto de temporada en una exaltación de las verduras. Y Rodrigo de la Calle, abanderado de la gastrobotánica, ofrece en El Invernadero (Madrid) un menú sin rastro de carne que puede ser maridado con licuados. No son los únicos. En Brooklyn, Semilla ha conseguido ya su primera estrella Michelin y en Copenhague triunfa Stedsans, un restaurante-invernadero situado en una azotea en el que todo es orgánico y sostenible.
  5. Guisantes y waitrose. Una auténtica veggie no se conforma con coliflor y zanahorias. Quiere kale, la col rizada de toda la vida, convertida gracias a las estrellas de Hollywood en superalimento. Quiere también guisantes lágrima, el caviar de la tierra por su exquisitez y precio. Y quiere waitrose, un cruce de brócoli y coliflor que, dicen, promete ser el próximo #TT de esta corriente tras el éxito del kale y el sorprendente resurgir del aguacate… orquestado por la gurú Gwyneth Paltrow.
  6. Gwyneth Paltrow. La actriz comenzó tímidamente a mostrar lo que comía y ahora tiene su propia línea de comida saludable, 3 Green Hearts, una legión de seguidoras y no pocas polémicas por presentar un ritmo de vida tan sano como excesivamente caro.
  7. Veggicaciones. Cuando creíamos que estaba todo inventado, surgen cosas como los hoteles para veggies. Y no, no hablamos de retiros macrobióticos para celebrities ni tampoco de casitas regentadas por gurús del reiki. Nos referimos a hotelazos como Cal Reiet Holistic Retreat, en Santanyi (Mallorca), donde todo está pensado para que descanses a cuerpo de reina vegetal. Ofrecen talleres de cocina raw (cruda), vegana y vegetariana.
  8. Dieta crudívora. Tras entender que las verduras debían comerse al dente, ahora la apuesta más radical es lanzarse al “crudo total”. A pesar de las contraindicaciones de los expertos, que sostienen que las digestiones resultan demasiado pesadas, cada vez resulta más habitual encontrarse propuestas como los falsos spaghetti de calabacín sin cocción. ¿La excusa? En ciertos casos, la verdura mantiene más y mejor sus vitaminas de esta forma.
  9. Laura Miller. Una depresión llevó a esta “eat girl” a interesarse por el reino vegetal, la comida sana y los alimentos como clave para tener la ansiada mens sana in corpore sano. Su libro Raw. Vegan. Not Gross es un best seller en EE.UU.
  10. Carne sin carne. Uno de los grandes empeños de la comunidad veggie es encontrar un sustituto de la carne (pero que se parezca a la grande). En The Herbivorous Butcher, una “carnicería” de Minneapolis han conseguido crear desde salchichas hasta chorizo gracias al jackfruit, un fruto procedente de Asia.

¡Apunta!

  • La Cerería (Baixada de Sant Miquel 3, Barcelona).
  • La Tastaolletes (Salvador Giner, 6. Valencia, latastaolletes.es).
  • 33 (Pablo Sarasate 7, Tudela, Navarra, restaurante33.com).
  • myVeg (Valverde 28, Madrid, www.myveg.es).
  • La Pequeña Taberna (P. San Juan, 7. Murcia, lapequenataberna.com).

Los 10 principios de una carnívora:

  1. Ay, la Dukan. Polémica dieta (con razón) por defender la ingesta de proteína animal como remedio antigrasa y obviar los hidratos de carbono para así perder peso de manera rápida. Sus contraindicaciones son infinitas, pero ha calado entre quienes luchan contra la báscula, convirtiendo el pan y la pasta en proscritos.
  2. Hasta el tuétano. La alta cocina ha recuperado el hueso de caña cortado en transversal y convertido en manjar. Su alto contenido en colágeno lo sirven con caviar en La Tasquita de Enfrente (Madrid), por ejemplo, y como soporte de suculenta fusión asiática en StreetXO, de Dabiz Muñoz.
  3. Burger Queen. De plato denostado por el fast food a #TT, la hamburguesa ahora luce espléndida con carne de alta calidad picada a cuchillo, panes artesanales, salsas caseras y quesos de autor. Entre las recién llegadas, las de Burger Joint (Madrid) arrasan. Prueba también las del Florida de Bilbao o La Royale, en Barcelona, del chef Paco Pérez.
  4. Ave que vuela… Por mucho que nos hablen de brunch, hay tradiciones españolas imposibles de erradicar. Como el mítico pollo asado de los domingos que, pasado por el tamiz de lo francés, ha resurgido gracias a La Rotisserie, uno de los nuevos lugares de moda de la capital, situado a pocos metros de Aire, otro lugar donde degustar aves. Punto y aparte merecen cocinas especializadas como Lera (Zamora), templo de la caza menor, o Taberna Verdejo (Madrid).
  5. A cuchillo. Las cuberterías andan desparejadas gracias al empuje de las hojas de acero artesanales, movimiento liderado por artesanos como los chicos de Blenheim Forge.
  6. Jamón, jamón. El producto estrella de nuestra gastronomía es también el mejor embajador. Gran trabajo el de nuestros chefs a la hora de difundirlo, como Nacho Manzano en sus restaurantes Ibérica del Reino Unido.
  7. De barbacoa. Si las veggies no salen sin su licuadora, cuidado con la barbacoa de las carnívoras. La fiebre por las parrillas tiene mucho que ver con el trabajo de cocineros como Bittor Arginzoniz (Etxebarri). Triunfan locales como Lomo Alto, recién abierto en Barcelona, mientras en Madrid pronto se inaugurará Amazonia, de Sandro Silva, con carnes del mundo. Si buscas una plancha cool, toma nota de la colección Rainbow de Simogas.
  8. Zumo… de uva. Pocos carnívoros hay que no quieran disfrutar del placer animal junto a una copa de vino. Y, como en todo, también hay modas. Ahora es el momento de la Garnacha y de la Prieto Picudo, uva típica de León hasta hoy no muy apreciada.
  9. Longevidad masai. El día que la OMS advirtió de los peligros de la carne, productores y consumidores se echaron a temblar. Es cierto que todo en exceso puede ser perjudicial, pero hay quien recuerda que el pueblo masai es uno de los más longevos del planeta. ¿Su alimentación? Carne, leche y sangre de vaca.
  10. Casqueros. Javi Estévez, popular gracias a Top Chef, se ha convertido en abanderado de una nueva “religión” gracias a su Tasquería (Madrid) donde recupera la hasta ahora no muy bien vista casquería y la reinventa con recetas contemporáneas.

¡Apunta!

  • El Capricho (Jiménez de Jamuz, León, bodegaelcapricho.com).
  • SQD Meat Point (Villanueva 2, Madrid, sqd.es).
  • Néstor (Arrandegi 11, San Sebastián, barnestor.com)
  • Casa Paloma (Casanova 209, Barcelona, casapaloma.es).
  • La Castillería (Santa Lucía s/n, Vejer de la Frontera, Cádiz, restaurantelacastilleria.com).
Share

Your Message